Si existe un fallo en el módulo de control del motor, las consecuencias para el vehículo pueden ser graves. Es importante realizar la reparación de centralitas de coches en Madrid, ante la detección de cualquier fallo.

La reparación de centralitas de coches en Madrid tenemos que hacerla en un taller de nuestra confianza y que nos ofrezca máximas garantías, puesto que se trata de una pieza sensible y clave para el buen funcionamiento del vehículo.

Desde este módulo de control se supervisan y regulan los sistemas de control del coche. La centralita puede fallar por distintos motivos. Por ejemplo, se puede ver afectada por agentes externos, si llega a mojarse, el sistema eléctrico se estropearía y, en este caso, no se podría reparar ya.

Otra de las causas puede ser una sobrecarga. En este caso hay que revisar bien el circuito y el cableado para tratar el componente que se haya visto afectado, puesto que si se sustituye la centralita, pero no se reparan los cables dañados, seguiría habiendo problemas.

Las grietas en las placas o los fallos en la programación pueden ser otros motivos por los que este módulo de control no funcione adecuadamente. 

Los síntomas que revelan un mal funcionamiento de la centralita son la falta de potencia, el consumo de combustible en exceso o el humo denso y oscuro, incluso se podría paralizar el coche sin poder arrancarlo. Cuando nos pase alguna de estas situaciones, podemos empezar a pensar en un fallo en el sistema de control del motor. No vale la pena arriesgar, lo más prudente es llevar el vehículo al taller para que realicen un diagnóstico y los mecánicos averigüen dónde está el problema.

En eCarSecurity somos especialistas en resolver problemas de electrónica en los vehículos. Contamos con una larga experiencia en trabajos de electrónica y seguridad: ante el menor problema, no se arriesgue, venga a visitarnos.