Son muchos los clientes que acuden a nosotros atraídos sin duda por nuestras excelentes ofertas en equipos de electrónica del automóvil en Madrid. En este sentido, entre los elementos que, de unos años a esta parte se han convertido en imprescindibles en el equipamiento auxiliar de un vehículo están los avisadores de la localización de los radares de tráfico. Algunos de estos clientes, mientras le damos información sobre estos dispositivos, ponen en duda la posible ilegalidad de estos aparatos, una confusión que vamos a tratar de aclarar en este artículo.

La normativa de tráfico prohíbe la utilización e incluso el montaje tanto de detectores como de inhibidores de la señal de radar. Estos últimos son unos aparatos que emiten una señal en una frecuencia que anula la emitida por el radar de tráfico de forma que el coche que lo lleva instalado se vuelve invisible para ese radar y puede superar cualquier límite de velocidad sin ser detectado. Su uso, o simplemente tenerlo montado en el coche, está sancionado con elevadas multas y la pérdida de 6 puntos del carnet.

Los detectores, por su parte, como indica su nombre, captan la señal de ese radar y advierten al conductor del punto exacto en donde está localizado y su utilización también está sancionada. Sin embargo, los avisadores son completamente legales y, de hecho, son los que incluyen la mayoría de los navegadores y otros artículos de electrónica del automóvil en Madrid aprovechan los datos facilitados por la propia DGT sobre las zonas en las que están colocados los radares fijos así como las vigiladas por los radares móviles, de modo que cuando nuestro coche entra en una de esas zonas vigiladas, lanzan un aviso sonoro.

Conduce seguro con la ayuda de eCarSecurity.