Contar con un duplicado de llaves de coche en Madrid es imprescindible para evitar sustos y sorpresas, como pueden ser robos o pérdidas. Un escenario muy común para que se produzca el robo de estas es cuando uno va a disfrutar de un plácido día en la playa y deja descuidadas sus pertenencias en la arena. Ahora que nos encontramos en la recta final del verano queremos dar varios consejos para evitar este problema.

El punto clave para que esta situación se produzca es que uno no puede sumergir las llaves de su coche cuando se va a dar un chapuzón. Por ello, una de las soluciones tradicionales para evitar el robo de las llaves es emplear bolsas estancas que se pueden sumergir o lo clásicos botes cilíndricos que se pueden colgar del cuello.

Si esta solución resulta incómoda también existe la opción de dejar las llaves en las inmediaciones del coche. Un truco clásico, que desde nuestra taller de duplicado de llaves de coche en Madrid solemos desaconsejar por su poca seguridad, es dejar la llave sobre una de las ruedas. Aunque esta quedará oculta ya son muchos los que saben de este escondite.

Una solución más segura son las cajas metálicas con imán que se podrán pegar en la parte inferior del vehículo o, algo que se ve más recientemente, los candados de combinación con un cajón interior. Estos pueden engancharse al vehículo, en su interior se guardarán las llaves y se cerrarán.

Por último, si uno quiere tener sus llaves junto a la toalla puede recurrir a soluciones como emplear un bote de crema solar vacío para guardar sus pertenencias.

Sea cual sea la solución, recuerda que si te han robado las llaves podrás hacer un duplicado en eCarSecurity.